¿Quieres ser paseadora de perros? ¡Aquí 5 consejos!

Sólo una persona especial es capaz de dedicar a una mascota todo el tiempo, el amor y la paciencia que necesita. Para ser paseadora de perros hace falta una gran cantidad de sentido de la responsabilidad, especialmente cuando se empieza a entrenarlos o a enseñarles como ir de paseo. También hay muchos otros factores a considerar, como la compra de un collar/arnés y una correa adecuados, el sistema de recompensas por buen comportamiento, etc. Tomará un poco de tiempo pero, pronto,  sabrás como hacer para que tu perro pueda vivir en las mejores de las maneras  la experiencia del paseo 🙂

1) Pon el collar/arnés y la correa a tu amigo peludo

Habrá un momento en que el perro entenderá que es la hora del paseo, por el simple hecho de que te acerques  a él  con una correa. Siendo paseadora de perros desde hace muchos años, he aprendido que es muy útil comenzar  a entrenar al animal a partir de este momento crucial, utilizando el arnés desde la primera edad. Llama a su tu perro diciéndole: “vamos” con la correa y el arnés  a la vista.

N.D: ¡Muy importante! Existen muchísimos tipos diferentes de arneses/collares y correas:  habla con tu veterinario antes de comprar el equipo para pasear tu perro. Tu médico puede aconsejarte sobre el tipo de material más adecuado para él. A pesar de todo, yo prefiero utilizar el arnés también con perros de gran tamaño; si bien entrenados desde pequeños, no crean ningún problema y para ellos es mucho más relajado ser sacados con un arnés en lugar de un collar que puede ahogarlo o herirle en el cuello.

2) Asegúrate de que el collar/arnés esté ajustado, pero no demasiado

Debes evitar apretarlo alrededor del cuello/pecho de tu mascota. Si se pueden insertar uno o dos dedos entre el collar y el cuello/pecho, significa que se ha puesto correctamente. No obstante, debes asegurarte de que no sea tan amplio como para que el perro se desate a la hora de sacarlo.

3) Elige el lado que deseas para pasear al perro

Es importante mantener constantes las reglas cuando se entrena a un animal para ir a pasear. Determinar un lado del cuerpo donde el animal tiene que caminar deja claro cuál es su lugar durante el paseo. Esto sirve para que el cachorro se acostumbre a caminar contigo, conociendo tu posición. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que para el perro caminar con una correa no es una situación natural y necesita un periodo para acostumbrarse.

Fuente de la imagen: petpassion.tv

4) Mantén la correa cerca del cuerpo

El aspecto más importante para enseñar al perro a caminar con una correa tiene que ser constantemente reiterado por el hecho de que tu estás mandando y no es el perro quién decide a dónde ir. Tu eres el comandante y ello debe reflejarse en tu comportamiento cuando paseas a tu perro.

  • Ajusta la correa alrededor de tu mano hasta que haya poco espacio entre tu y el perro.
  • Mantén la correa cerca de tu cuerpo, pero asegúrate de que siga siendo suficientemente larga para permitir que tu amigo peludo camine de forma natural.
  • El perro debe sentir la resistencia de la correa y entender que no puede caminar demasiado adelante o detrás tuyo.

5) Habla con él

El perro entiende el tono de tu voz. No debes mostrar frustración.  Anímale diciéndole “bravo” o “bien hecho” cuando se comporta correctamente.

6) Recompénsalo con regalitos especiales

Dale deliciosos premios cuando le enseñes a ir a dar un paseo (reserva para la formación las galletitas que le gustan más), pero sobre todo cuando quieres comunicarle que se está portando bien. La recompensa, para una paseadora de perros,  a menudo es la mejor manera de obtener grandes resultados 😉

Fuente de la imagen: unavita6zampe

7) Ten cuidado con el clima

A veces hay días, o momentos del día, donde es demasiado caliente para sacar el perro a dar un paseo. Hay que tener en cuenta las temperaturas para determinar cuál es el mejor momento para llevarlo. En general, las mejores horas son temprano por la mañana o por la noche. Evita especialmente  las  horas centrales del día durante primavera y verano (desde las 11.30 hasta las 16.00 más o menos), ya que las aceras  pueden quemar  las patas del perro. La mejor manera de averiguar si el asfalto está demasiado caliente es poner la mano desnuda en la acera; si después de cinco segundos tienes que sacarla porque está demasiado caliente, es mejor cambiar de hora.

8) Trae un montón de agua y algunos alimentos

Además de las bolsas para los excrementos, trae también un recipiente y una botella de agua para que tu perro pueda beber. Es importante que siempre esté bien hidratado, especialmente si va a dar un largo paseo o durante las horas más calurosas del día. Sobretodo durante los meses de verano, es indispensable tener un montón de agua disponible. Aquí están algunas ideas para meriendas saludables y fáciles de llevar con vosotros:

  • Arándanos
  • Rebanadas de sandía sin semillas
  • Manzanas
  • Zanahorias
  • Hielo picado durante los días más cálidos

Fuente de la imagen: zampefelici

Espero que estos consejos para pasear perros puedan ser útiles 🙂

Recuerda también que para cualquier duda, o si necesitas una paseadora de perros y cuidadora de perros en Barcelona, aquí se encuentra mi información de contacto 🙂

¿Quieres ser paseadora de perros? ¡Aquí 5 consejos!
Vota esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *